miércoles, 15 de agosto de 2012

Mapas conceptuales con Cmap Tools en la enseñanza universitaria de la UNED

Una experiencia docente innovadora que constata la pertinencia del editor Cmap Tools para lograr los objetivos de la Educación Ambiental en el nivel educativo universitario.







Fue llevada a cabo en la UNED (España), la universidad a distancia más veterana en el contexto iberoamericano, con más de treinta años de trayectoria y una demostrada experiencia en el uso de tecnología educativa; una institución que, en este momento, se encuentra comprometida en un serio proceso de innovación docente con motivo de la cons­trucción del Espacio Europeo de Educación Superior.

Los resultados avalan la potencialidad motivadora de este instrumento y su eficacia para facilitar la elaboración de mapas conceptuales, técnica que refuerza, simultáneamente, el pensamiento analítico de los estudiantes y su comprensión de las relaciones entre los conceptos básicos de la materia.

Se confirma el papel para la calidad de los procesos formativos en el nivel de la enseñanza universitaria, tanto de las nuevas tecnologías y el software educativo como de las actividades que ponen en juego mecanismos de aprendizaje activo y participativo en los estudiantes.

El proyecto se realizó en el curso académico 2008-09, en dos asignaturas de la Licenciatura de Pedagogía que im­parte la Facultad de Educación, «Educación Ambiental» y «Desarrollo Sostenible: sus implicaciones sociales y educativas». Este proyecto fue planteado como una experiencia piloto, con una participación de los estudiantes de carácter vo­luntario, viéndose recompensado su trabajo con la posi­bilidad de obtener puntos adicionales con incidencia en la calificación final. Se ofreció a todos los estudiantes de ambas asignaturas la posibilidad de incorporarse al proyecto, sin ninguna restricción.

Dada la experiencia previa del equipo inves­tigador con este perfil de estudiantes, se esperaba que una parte del grupo-clase no se sumaría al proyecto, lo que permitiría, en cierto modo y con todas las reservas aconsejadas por las circunstancias, una comparación entre ambos subgrupos; operando como grupo experi­mental el de los participantes y el de los no participantes como grupo de control.

Son dos los ejes teóricos sustentan el uso de los mapas concep­tuales como instrumento de los procesos de construcción de conocimiento en el ámbito educativo: la teoría del aprendizaje significativo de Ausubel (1963), y la teoría educativa, del aprender a aprender, de Novak (1964).

Por Ausubel sabemos que los procesos de aprendizaje consisten en una reorganización sistémica del sistema cognitivo codificado de la persona que aprende. El nú­cleo central de su teoría es el concepto de aprendizaje significativo; un aprendizaje resultado de relacionar la nueva información con la previamente existente, para lo cual es preciso que el sujeto logre percibir los nexos de significado entre los contenidos de ambas.

En consecuencia, el aprendizaje significativo presenta dos prerrequisitos principales. En primer lugar, que el sujeto esté dispuesto a aprender; en segundo término, que los contenidos curriculares sean para él potencial­mente significativos; es decir, que puedan anclarse en su estructura cognitiva consolidada hasta el momento. Para ello los contenidos han de tener sentido lógico y, además, la estructura mental del sujeto ha de disponer de ideas de afianzamiento (conceptos inclusores), el andamiaje al que ir soldando la nueva información hasta convertirla en conocimiento. Es así como la reorganización de la es­tructura cognitiva del sujeto cristaliza en la adquisición de nuevos significados.

Ausubel (1978; 2002) explica, igualmente, que las per­sonas construyen un sistema interno de conceptos jerar­quizado; está encabezado por conceptos generales que abarcan otros más específicos. Se recomienda por ello que los procedimientos didácticos promuevan la adqui­sición por los estudiantes de la trama conceptual que articula los contenidos de aprendizaje, con una sólida comprensión de las relaciones significativas entre todos los nodos de la red.

Este marco teórico es el que sirve de base a Novak para desarrollar la técnica de los mapas concep­tuales, un procedimiento que permite representar gráfi­camente la trama conceptual que articula los contenidos de un determinado ámbito del conocimiento, reflejando el tipo de relaciones entre los conceptos que abarca.

La representación gráfica recoge tres principales dimensio­nes de un tema: a) la estructura, b) los hechos, procesos y fenómenos, y c) los elementos de interconexión, que simbolizan lo esencial. Ningún proceso formativo rigu­roso puede olvidar la necesidad de que los estudiantes logren una estructuración teórica de los contenidos de la materia, que es condición del aprendizaje significativo.

Por otra parte, los mapas conceptuales pueden ser con­templados desde una doble perspectiva: a) la de sus ven­tajas para el estudiante, el cual para elaborarlos, solo o en grupo, necesita captar los aspectos más significativos del tema y, en la medida que lo hace, va construyendo su propio conocimiento; y b) la de su utilidad para el do­cente, bien como recurso que le permite hacer asequibles a sus alumnos un conjunto de significados conceptuales incluidos en una estructura de proposiciones, bien como estrategia para abordar otras fases del proceso formati­vo, como el diagnóstico inicial de los conocimientos o la evaluación de los estudiantes (Novak y Gowin, 1984; Novak, 1998).

La experiencia docente acumulada y la investigación en el ámbito del constructivismo pedagógico avalan el papel que la elaboración de mapas conceptuales desempeña en los procesos de enseñanza-aprendizaje de las asignatu­ras, igualmente adecuado a medida que avanza el nivel educativo de los escolares e, incluso, en la universidad (González García, 2008; Ontoria et al., 2006).

Los resultados de la experiencia se presentan articulados en cinco subapartados: características de los estudiantes participantes, tiempo dedicado por ellos a las actividades del proyecto, logros del proceso formativo, satisfacción de los estudiantes y valoración de los profesores.

En este enlace se pueden ver los resultados completos y el grado de satisfacción del proyecto:  http://www.doredin.mec.es/documentos/00520113000015.pdf


Por: Aránzazu Ibáñez

Fuente de Información:

MAPAS CONCEPTUALES CON CMAP TOOLS
EN LA ENSEÑANZA UNIVERSITARIA DE LA EDUCACIÓN AMBIENTAL. ESTUDIO DE CASO EN LA UNED


Murga-Menoyo, M.ª Ángeles; Bautista-Cerro, M.ª José
y Novo, María
Cátedra UNESCO de Educación Ambiental y Desarrollo Sostenible, Facultad de Educación, UNED (España)
mmurga@edu.uned.es
mjbautistac@edu.uned.es
mnovo@ecoarte.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada