martes, 19 de julio de 2016

El currículum vitae, nuestra primera herramienta hacia la experiencia laboral.



El currículum vitae o CV es una de las principales herramientas de búsqueda de empleo. Junto con la carta de presentación constituirá en muchas ocasiones el primer contacto que establezcamos con una empresa, así como el primer conocimiento que ésta tenga sobre nosotros. 





El currículum vitae es un documento donde vamos a reflejar nuestros datos personales, los estudios que hemos realizado y nuestra experiencia laboral. Es importante que nuestro currículum vitae llame la atención de los seleccionadores sobre nuestra candidatura, les cause una buena impresión y así conseguir con ello ser citados. 



Principales aspectos


  • El profesional dedicado a la selección del puesto de trabajo espera que la información sobre los datos personales, la formación y la experiencia profesional sea clara y concisa. 
  • Nuestro primer objetivo a la hora de preparar el C.V es obtener una entrevista. 




Funciones del C.V

 • Presentarte a tu futuro empleador. 
 • Concentrar la atención durante la primera entrevista sobre los aspectos más importantes de tu personalidad y de tu recorrido académico y laboral. Puedes considerar como contacto laboral acciones de voluntariado o prácticas de ámbito social.
 • Recordar a tu futuro empleador los datos que mejor hablan de ti (después de la entrevista). De los puntos fuertes de tu biografía, tu C.V debe resaltar los que están en perfecta adecuación con la función que debes desempeñar en la empresa, pero sin mentir. Esto significa que a lo mejor debes modificar tu Curriculum dependiendo del puesto de trabajo al que te presentes. 



Cuando vayas a redactar el C.V, 
ponte en el lado del que lo lee. 

Un buen currículum no tiene porqué tener más de una o dos páginas por una cara, no escribas frases inútiles que no aporten nada y evita frases hechas y redundantes, expresa una idea en cada frase. 

Envía siempre un currículum original, evita las fotocopias, cuida su imagen y presentación: escríbelo a ordenador. No utilices tipos de letra exóticos ni colores raros y procura no utilizar un formato estándar del Word, demuestra que eres capaz de hacer algo más que los demás. Pasa el corrector ortográfico mil veces, cualquier falta es imperdonable. Si lo escribes en inglés pide a algún profesional que te lo revise, será una inversión que dará sus frutos. 

Refleja que reúnes las exigencias del puesto, resalta las características personales y profesionales (si has tenido contacto en algún tipo de práctica) que te hacen apto para el puesto. Es muy importante conocer la empresa para que quieres trabajar y así poder enfocar el C.V. a lo que tú puedas aportar a la empresa. Destaca tus cualidades pero nunca mientas. 




Un buen currículum debe estar bien estructurado.

Cada dato ha de estar en el apartado que le corresponde para que sea fácilmente localizable. Normalmente los apartados del currículum siguen el siguiente orden: 

Datos personales: 

• Nombre y apellidos 
• Fecha de nacimiento 
• Dirección: Calle, número, piso, ciudad, código postal 
• Teléfono de contacto 
• Dirección de correo electrónico (cuidado con tu dirección de email, que deje reflejado aspectos de tu nombre y apellidos)

Formación académica: 

Título obtenido, centro, ciudad y fecha inicio y fin. 
Normalmente, éste será el segundo apartado de tu currículum, justamente por detrás de los datos personales. Lo más frecuente es colocar los diferentes estudios en orden cronológico inverso, comenzando por los más recientes y acabando por los más lejanos. Sólo conviene indicar la escuela si se considera relevante por algún motivo (estancia en el extranjero, escuela internacional…) 

Formación Extra académica: 

Estudios complementarios o cursos que mejoran tu formación y tus habilidades. Hay que indicar el centro, el lugar y la fecha donde fueron realizados. No es aconsejable llenar el curriculum de cursos breves y poco recientes. Pon los que más se relacionen con el puesto. 

Formación profesional: 

Si no has tenido todavía contacto con el mundo laboral puedes indicar en este apartado algún tipo de práctica que hayas realizado y que refleje tu interés e iniciativa hacia el trabajo o servicio social.

Idiomas: 

Qué idiomas conoces y en qué grado los dominas, si los hablas y escribes. No mientas, te pueden hablar en el idioma que hayas puesto en el curriculum en mitad de la entrevista. 

Informática: 

Señala aquellos conocimientos informáticos que poseas: sistemas operativos, procesadores de texto, hojas de cálculo, bases de datos, diseño gráfico, internet, etc 

Otros datos de interés: 

Este apartado es opcional. En él puedes incluir otros datos interesantes destacar, pero difícilmente encuadrables en los apartados anteriores, tales como: carnet de conducir, vehículo propio, movilidad geográfica y laboral, etc. 

Ponle fecha a tu curriculum y recuerda: 

 • El CV debe ser claro, legible y estructurado.

 • Debe tener tres secciones: tus datos personales, aspectos importantes de tu educación y formación y tus experiencias y proyecciones laborales. 

 • Usa un buen papel, con letra clara y sin faltas de ortografía, esto demuestra profesionalismo y organización. 

 • No utilices muchos términos técnicos, dificultan la lectura del CV. 

 • No inventes actividades profesionales u extra-profesionales, los reclutadores la remarcan rápidamente. 

 • El CV no es una biografía. Escribe únicamente las experiencias que consideras importantes. 

 • Trata de ser creativo en la presentación.

 • Y en el caso de que tengas una gran experiencia, trata que tu CV esté contenido en una página. 


Más información y modelos en:



Trinidad Ortega Expósito y Adela Reina Estévez

Equipo de Orientación Profesional 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada