viernes, 11 de enero de 2013

"RAGE Control" un videojuego que puede ayudar a adolescentes con problemas de ira.



Gracias a un estudio piloto del "Boston Children’s Hospital" chicos con graves problemas de ira puede ser ayudados a controlar su ira de la mejor manera, jugando. 







Jason Kahn, PhD, y José González-Heydrich, MD, del  Boston Children’s Hospital han desarrollado un videojuego llamado  "Control RAGE" que motiva a los niños a practicar habilidades de control emocional que les ayude posteriormente a superar situaciones difíciles en la vida.  

Estos dos investigadores se dieron cuenta de que los niños con problemas de control de ira a menudo mostraban  desinterés en la psicoterapia y, por el contrario, bastante interés con los videjuegos así que idearon la manera para que mientras los niños jugaban, éstos aprendieran a tener control y mantener la calma. Un monitor hace el seguimiento de su ritmo cardíaco mostrándolo en la pantalla del ordenador y cuando la frecuencia cardíaca sube por encima de un cierto nivel, los jugadores pierden su capacidad de disparar a las naves enemigas.


"Las conexiones entre los centros cerebrales del control ejecutivo y los centros emocionales son débiles en las personas con graves problemas de ira", explica González-Heydrich, jefe de psicofarmacología del Boston Children’s Hospital e investigador principal del estudio.  "Sin embargo, para tener éxito en el control de RAGE, los jugadores tienen que aprender a utilizar estos centros al mismo tiempo para ganar puntos."

El estudio, liderado por un primer autor, Peter Ducharme, un trabajador social clínico, compara dos grupos de niños ingresados en el hospital con problemas de ira de entre 9  y 17 años de edad. Para calificar el estudio, los niños tenían que tener un coeficiente intelectual normal y no tener la necesidad de un cambio de medicación durante un período de estudio de cinco días.

Un grupo, con 19 niños, recibieron tratamientos estándar, incluyendo la terapia cognitiva conductual, la presentación de las técnicas de relajación y entrenamiento en habilidades sociales durante cinco días hábiles consecutivos. El segundo grupo, con 18 niños que tenían estos mismos tratamientos pero que los últimos 15 minutos de su sesión de psicoterapia jugaban con Control RAGE.

Después de cinco sesiones, los jugadores de videojuegos fueron significativamente mejores para mantener su ritmo cardíaco. Ellos mostraron disminuciones clinicamente significativas en las puntuaciones de la ira en el "State Trait Anger Expression Inventory-Child and Adolescent (STAXI-CA)", y específicamente en:
  •  la intensidad de la ira en un momento particular
  •  la frecuencia de los sentimientos de enojo a través del tiempo
  •  expresión de ira hacia los demás y los objetos

Los jugadores también tuvieron una disminución de la ira internalizada o ira dirigida hacia sí mismos. "Los niños reportaron sentirse mejor en el control de sus emociones al enfrentarse día a día a las frustraciones de la unidad", dice Ducharme.  "Si bien este fue un estudio piloto, y aunque no se ha realizado un seguimiento a los niños después de haber sido dados de alta, pensamos que el juego le ayudará a controlar sus emociones en otros entornos."


Fuente de información:


Boston Children’s Hospital. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario